Páginas

Google+ Followers

miércoles, 1 de mayo de 2013

DOVELA - ARCO DE MEDIO PUNTO


La  DOVELA, en arquitectura e ingeniería civil. es un elemento constructivo, que conforma un arco y que puede ser de diferentes materiales, entre ellos la piedra.
Otra definición denomina una dovela como el sillar labrado a manera de cuña, con una cara convexa y otra cóncava, que sirve para fabricar arcos y bóvedas.
En arquitectura clásica la dovela es una pieza, normalmente de piedra, en forma de cuña que se utiliza para componer un arco o una bóveda  con una disposición radial.
La dovela del centro, que cierra el arco, se llama clave. Las dovelas (basales) de los extremos, que reciben el peso, se llaman salmer y son la primera dovela de arranque. 
La parte interior de una dovela se llama intradós y la parte exterior trasdós.
El despiece de dovelas hace referencia a la manera en que se disponen las dovelas en relación con su centro. Cuando las dovelas siguen los radios de un mismo centro tenemos un arco radial aunque ese centro no siempre coincida con el centro del arco.  


El ARCO DE MEDIO PUNTO es aquel que tiene forma de semicírculo en su parte interior, en el intradós. Es el elemento principal de la arquitectura abovedada, con el que se forman las bóvedas de cañón. Solían estar conformado por  dovelas  que constituían la fábrica o conjunto de elementos constructivos mínimos que forman la estructura arquitectónica. Dichos elementos constructivos pueden estar ligados por un  mortero que aumenta la adhesión entre ellos, o pueden estar juntos en equilibrio. La fábrica se elabora con materiales tallados o conformados, muy resistentes a la  compresión. 
Desde el punto de vista de la resistencia,  la geometría y características de un arco de medio punto hace que todos sus puntos trabajen en compresión. Cada dovela tiene un estado similar al de una cuña comprimida en sus caras laterales.


Para  realizar la talla de dovelas de un arco de medio punto primero realizaremos un boceto previo que nos servirá después para realizar un dibujo a escala, que tomaremos de referencia para obtener las medidas adecuadas.


Realizaremos la montea, o dibujo a escala real  1:1, de donde obtendremos las distintas dovelas y sus correspondientes plantillas. Estas plantillas, previamente realizadas en papel, las pasaremos a un material resistente (cartón, contrachapado o lámina de zinc).


Partiremos el bloque de piedra para obtener piezas con sobremedida donde poder tallar un sillar lo suficientemente grande para incluir dovelas de distintas medidas.
Sobre el sillar ya realizado acoplaremos la plantilla y dibujaremos su contorno o trazaremos con un punzón o punta de trazar.


Empezaremos la talla por una de las caras planas de la dovela, será la junta de unión con su dovela contigua. Seguiremos los mismos pasos que utilizamos para realizar cualquier paramento: tiradas del perímetro de la cara y abujardado de la parte interior con la utilización progresiva de escafilador, puntero, gradina, cincel y bujarda. Comprobaremos la perpendicularidad con la escuadra.  Después labraremos el otro paramento liso, la otra junta de unión entre dovelas.
Posteriormente realizaremos las tiradas correspondientes al trasdós del arco (al trasdós de la dovela) y su correspondiente paramento curvo.
Finalmente realizaremos el intradós, Para comprobar su correcta realización habremos fabricado una herramienta a la medida de este arco, de estas dovelas. Es el baivel, falsa escuadra con uno de sus brazos recto y curvo el otro que se usa al labrar dovelas, que acoplaremos en la parte curva del intradós. También haremos algo similar para acoplar a la curvatura exterior.



Con todas las dovelas ya realizadas iremos montando el arco sobre el suelo para hacernos una idea de su futura colocación y de los posibles errores cometidos y su corrección.



















   




7 comentarios:

  1. Ciencia aplicada con gran habilidad y maestria, este blog es realmente sensacional y muy util para quienes amamos el arte, mis felicitaciones desde el oto lado del mundo...Ecuador.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el excelente artículo!
    ¿Utilizas mortero al montar este arco?

    ResponderEliminar
  4. El arco está preparado para poder colocarse sin necesidad de mortero, ya que por efecto de la gravedad la clave hace un esfuerzo vertical que se propaga al resto de las piezas del arco sujetándolo.
    Pero para mayor seguridad se podrían pegar cada una de las dovelas entre sí con una rexina epoxi o pegamentos especiales para piedra.

    ResponderEliminar