Páginas

Google+ Followers

domingo, 27 de septiembre de 2015

CRUCERO: CUERPO



Siguiendo con la construcción de un crucero podemos ver aquí el proceso de labra de la parte correspondiente al cuerpo del crucificado. 
Marcamos en el bloque de piedra las lineas de nos servirán de referencia para tallar la figura  y la columna adosada a ella. Primero asimilamos la columna a un octaedro irregular y después la parte de la figura a un cilindro casi completo. Posteriormente ajustamos la figura a planos rectos de manera que eliminamos gran parte de la piedra sobrante. Luego vamos dando forma al cuerpo, a partir del boceto, y siguiendo los criterios del artista al aplicar la técnica de talla directa sobre la piedra. 
La columna tendrá un acabado abujardado y el cuerpo será cincelado y lijado.













miércoles, 23 de septiembre de 2015

jueves, 23 de julio de 2015

CRUCERO: PIES



A partir del boceto previo, tomamos medidas en la piedra y realizamos el solido capaz que se adapte a las medidas deseadas. Desbastamos toda la piedra sobrante , ajustando planos y curvas con reglas, falsa escuadra y contraplantillas.. Una vez delimitados los planos rectos empezamos a dar forma a las piernas. Finalmente realizamos los detalles de las uñas con píquelas limas y limatones.






















jueves, 9 de abril de 2015

CRUCERO: CAPITEL



El Capitel será la base que servirá de asiento a la cruz propiamente dicha, por eso debe ser una pieza robusta y resistente a la vez que estéticamente bonita.
Empezaremos tallando un cubo con todas sus caras por igual según las medidas precisas. Realizaremos un diseño troncocónico donde se conjugarán rectas y curvas con pequeños relieves escultóricos.
Para realizar la talla invertiremos la posición de la pieza, empezando por lo que luego irá situado en la parte baja. Iremos ajustando las formas a diferentes planos. Posteriormente daremos la vuelta y realizaremos adornos con formas de hojas lobuladas en la parte bajas y en la parte alta haremos cuatro pequeñas cabezas que representan los símbolos de los cuatro evangelistas: Mateo (hombre), Marcos (león), Lucas (toro) y Juan (águila) , todos ellos en talla directa a partir del boceto propio inicial que sirve de guía a todo el trabajo.