Páginas

Google+ Followers

martes, 29 de octubre de 2013

COLUMNA OBLICUA Y CONO ADOSADO




Para realizar este conjunto escultórico, en el que aparece una COLUMNA OBLICUA APOYADA EN UN CONO, se ha realizado un dibujo o boceto previo con la idea del artista. Luego se han realizado las vistas, planta y perfil, con las medidas elegidas y después se han explicado los pasos a seguir en diferentes dibujos, que indican las diferente fases por las que atraviesa la piedra hasta alcanzar el resultado final.
Sobre la piedra a escuadra elegida para realizar el trabajo trazamos las diferentes líneas de referencia en todas sus caras siguiendo el modelo de la planta y el alzado.
Empezamos a tallas planos rectos en la parte de la piedra sobrante, realizamos tiradas y paramentos abujardados. Posteriormente realizaremos los chaflanes que nos sirven para ajustar la piedra a las superficies curvas.




Con ayuda de las plantillas y contraplantillas continuaremos ajustando las superficies curvas, trazando continuas líneas de refencia que nos permitan tener una guía por donde continuar el trabajo.



 Para finalizar y gracias a la habilidad del artista haremos confluir las supericies rectas del cono y de la columna de tal manera que formen un conjunto esculotórico donde tanto columna como cono presenta una sección con su parte exterior semicirculaar y su parte interior como medio octógono.




martes, 22 de octubre de 2013

ESCUDO




El ESCUDO de piedra es un elemento ornamental muy utilizado desde la antigüedad hasta nuestros días.
Para empezar, como casi siempre, cuadraremos la pìedra irregular hasta tener el sólido capaz que albergará nuestra talla. En este caso no trabajaremos sobre superficie plana sino que daremos una ligera curva para realzar y dar mayor vistosidad al escudo, a la vez tendremos así una mejor perspectiva desde diferentes ángulos. En este caso además del escudo tallaremos unas letras o gradismos en el mismo bloque de piedra.
Realizaremos el marcado o trazado del dibujo, que nos servirá de guía para ir retirando piedra, con magrera o mazarrón (pigmento de arcilla roja). Después tallaremos el contorno de lo dibujado retirando la piedra primero con el cincel e iremos profundizando poco a poco con inclinación o bisel alrededor de las formas que queremos resaltar. Esto lo iremos haciendo con especial cuidado en las zonas donde el dibujo es más pequeño o tiene más detalles.
El acabado final se realizara con martillina de dientes finos, dando así una textura granulada típica de las obras de cantería.















 






miércoles, 16 de octubre de 2013

COLUMNA LOBULADA


El proceso de realización de un tambor de COLUMNA LOBULADA se desarrolla de manera similar al de una columna sencilla, con algunas particularidades.
Después de realizar el paralelepípedo con las medidas adecuadas dibujaremos la planta de la columna deseada de tal manera que nos describa de manera clara el círculo grande central y los 8 semicírculos que conformarán cada uno de los lóbulos de la columna. 
Con el compás de dos puntas trazaremos todos estos círculos en caras opuestas de la piedra. Empezaremos la talla retirando la piedra sobrante en las esquinas de la pieza, tallando así cuatro chaflanes planos, primero con cincel en su parte exterior y acabando con bujarda en la interior (comprobando la correcta planitud con la regla). Repetiremos esta misma operación con cada uno de los lóbulos o pequeñas columnas adosadas hasta tener los distintos planos rectos o chaflanes. 
Para finalizar iremos tallando la curvatura de cada uno de ellos acoplando la contraplantilla de cuarto de bocel hasta conseguir que se acople a la piedra perfectamente. 
La textura final de esta pieza se ha conseguido puliendo la superficie manualmente con lijas de diferente grano.
En esta pieza aprece la firma del autor  o marca de cantero. Las marcas de cantero o marcas de cantería, que se hacían en la piedra en la Edad Media probablemente tenían la misión de identificar la pieza tallada una vez colocada, con la intención de cobrar el trabajo realizado. Otras teorías dan a estas marcas distintas simbologías, religiosas o paganas, sólo conocidas por las distintas logias o grupos cerrados. 



















miércoles, 9 de octubre de 2013

ESCULTURA (FIGURA ANTROPOMORFA CON FLECHA Y GRANADA)



Esta escultura bien podría llamarse FIGURA ANTROPOMORFA CON FLECHA Y GRANADA (o de cualquier otra forma, por supuesto)). 
Se ha realizado sobre un bloque de piedra irregular pero con una de sus dimensiones bastante mayor que las otras, es decir, con mucha más altura, ideal para el diseño pensado. 
Pimero se repasaron aristas y se retiró toda la piedra sobrante en las esquinas con ayuda de una radial, dejando una sección octogonal en la base que poco a poco se iba cerrando hacia la parte alta configurando una pirámide troncocónica. Se modelaron diferentes formas que sirvieran de guía para la posterior talla directa (libre) y a partir de estas maquetas en barro se tomaron meditas y se realizaron diferentes trazos sobre la piedra.



Siguiendo con la radial se desbastó la piedra sobrante, comenzando por la cabeza, a la vez que se trazaban formas geométricas de las distintas partes que luego formarían la cabeza (nariz, frente, etc.)
Después continuamos el desbaste con ayuda de puntero y gradina para finalmente, con el cincel, definir la forma definitiva. Nos ayudaremos con el lapiz trazando diferentes líneas que haran de guía por donde deberá pasar el cincel posteriormente. Para rematar la parte tallada daremos una textura pulida con diferentes limas y lijas de granos variados.




Una vez rematada la parte alta de la figura (la cabeza) empezaremos a quitar la piedra de la parte de abajo. Para ello realizaremos diferentes corte horizontales con la radial que nos faciliten el posterior golpeo y retirada de la piedra. Primero con puntero quitaremos la piedra sobrante a la vez que nos vamos acercando a la forma deseada, para posteriormete con gradina y cincel alcanzar la forma definitiva.






Una vez concluida la forma, haremos un rrepaso de toda la figura con limas y lijas, retirando las imperfecciones propias de la talla con cincel del tipo acanaladuras, rayas o pequeñas marcas dejadas con el pico.





Para concluir la figura se añadió en la parte de la cabeza otra piedra tallada del mismo material con forma de Granada perforada con una flecha metálica.